Search
  • Bravo! Producciones

Resiliencia Antivirus

Este año ha sido realmente diferente. El surgimiento del COVID-19 y las medidas tomadas para detener su propagación están afectando a todos los países, industrias y personas. Se han cancelado compras, viajes y eventos, incluida tu boda.


La organización de una boda puede desatar muchas emociones, como alegría entusiasmo o nervios. Aunado a esto, el tener que posponer tu día puede generar angustia e incertidumbre. Por eso te queremos compartir estos 5 consejos para sobrevivir emocionalmente en lo que llega tu día.


1. Keep Calm

Entre más se acerca la fecha de la boda más presión sentimos y menos claridad tenemos. Aunque no existe un manual para desechar los pensamientos negativos y mantener la calma, podemos transformar el estrés en pensamientos positivos:


“Puedo usar el tiempo para planear mejor mi boda”

“Ahora tengo tiempo para hacer ejercicio y llegar de mejor forma al gran día”


Aceptar las circunstancias y adaptarnos es la mejor manera de combatir la frustración. Debemos pasar página cuanto antes, ponernos a trabajar en nosotros y en nuestros planes para salir adelante.




2. Otro punto de vista.

Asimilar la situación puede ser difícil al principio. Es normal sentir nervios, incluso perder la calma, pero hay que visualizar el panorama completo. La boda no se ha cancelado, solo se ha pospuesto. Todo sigue en pie y será conforme lo planeado (o mejor si aprovechamos este tiempo para añadir detalles): nuestra pareja sigue queriendo comprometerse, nuestros invitados aún quieren asistir y los proveedores todavía nos ofrecerán sus servicios. En eso hay que enfocarse.



3. Tus proveedores son tus aliados

Al igual que las parejas hay quienes han sido muy afectados por la situación actual: los proveedores de productos y servicios. En esta ocasión no hay culpables a quien recriminar y no debemos dejarnos llevar por los impulsos. Lo mejor es no cancelar contratos, si no negociar con tus proveedores la nueva fecha en la que pueda ser tu boda. Explora opciones como viernes y domingos en caso de que no logres coordinar a todos tus proveedores para un sábado.


Finalmente te sugerimos seguir con tu plan de pagos que ya tenías. Así podrás adelantar pagos y tendrás completa tranquilidad el gran día, además tus proveedores te lo agradecerán pues podrán cumplir con los gastos que ya habían generado para estar listos para tu boda.



4. Afinar detalles

Aprovechemos el tiempo para hacer una lista de los servicios y productos que se han contratado y cuando llegue el día de la boda, sea el evento más espectacular del año.


Podemos empezar dividiendo en dos la lista: generales e individuales. Hay servicios que fueron contratados para todos por igual, como el lugar, la música y la ambientación, esos van en la lista de generales. Aunque no a todos les guste el mismo tipo de música o ambientación en esta lista lo ideal es asegurarse que los servicios cubran las necesidades para tener la certeza de que sea un evento espectacular.


En la lista de individuales podemos incluir la comida o los recuerdos para cada invitado. En la comida, por ejemplo, podemos darnos el tiempo de verificar si algún invitado es alérgico a ciertos alimentos, o si es vegano o vegetariano y hacer lo posible para que sus especificaciones sean incluidas en el menú.



5. Don't worry, be happy


En tiempos difíciles es complicado verle el lado bueno a la vida. Pese a las abrumadoras noticias, debemos estar tranquilos y aprender a cambiar nuestra atención a cosas positivas. Todos tenemos un libro, un juego de mesa o un rompecabezas empolvado en nuestra casa. Es nuestra oportunidad de sacarle el máximo provecho y no poner de excusa al tiempo.


De igual manera podemos aprender a meditar, empezar a hacer ejercicio o un nuevo idioma. Todo suma y si lo pensamos bien, podemos usar todo a nuestro favor para llegar mejor preparados al día de la boda.




32 views

Teléfono

(442) 212-3224

ext 112
 

Ubicación

Carlos García Septien 14, Cimatario, Querétaro, Qro.

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Classic